La Directora General urge a que se haga justicia tras el asesinato del periodista mexicano Cecilio Pineda Birto

2017-03-07

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, pidió hoy a las autoridades mexicanas que hagan cuanto esté a su alcance para investigar el asesinato del reportero de prensa y redes sociales Cecilio Pineda Birto, perpetrado el 2 de marzo en Ciudad Altamirano (estado mexicano de Guerrero).

“Condeno el asesinato de Cecilio Pineda Birto”, dijo la Directora General. “Los actos violentos contra los informadores amenazan la libertad de expresión de la profesión y contra el derecho universalmente reconocido a la libertad de información. Pido a las autoridades que no escatimen esfuerzos para procesar a los asesinos de Cecilio Pineda Birto”, añadió.

Cecilio Pineda colaboraba con varias publicaciones, entre ellas los diarios El Universal y La Jornada Guerrero. También cubría la actualidad local y el crimen en su página de redes sociales, muy consultada. Había recibido numerosas amenazas. Fue asesinado por dos individuos no identificados.

Las condenas de la Directora General por los asesinatos de profesionales de los medios responden a la resolución 29 adoptada en 1997 por la Conferencia General de la UNESCO y titulada “Condena de la violencia contra los periodistas”. Figuran en la página web que la UNESCO dedica a los periodistas asesinados.

                     ****

Contacto de prensa: Sylvie Coudray, s.coudray@unesco.org +33 (0)1 45 68 42 12

La UNESCO es el organismo de las Naciones Unidas que tiene el mandato de defender la libertad de expresión y la libertad de prensa. El Artículo I de su Constitución declara que la Organización se propone “asegurar el respeto universal a la justicia, a la ley, a los derechos humanos y a las libertades fundamentales que sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, la Carta de Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos del mundo”. Para lograrlo, la Organización debe fomentar “el conocimiento y la comprensión mutuos de las naciones prestando su concurso a los órganos de información para las masas” y recomendar “los acuerdos internacionales que estime convenientes para facilitar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen”.